Limonbyte

blog

¿Qué son los NFT? Información general y descripción

Limonbyte-¿Qué son los NFT Información general y descripción

Los tokens no fungibles o NFT, son una de las soluciones que permiten crearse sobre la tecnología blockchain. Además ha generado mucho interés. Pero ¿Por qué esta explosión de interés por los NFT? ¿Qué son exactamente? ¿Cuál es su utilidad?

En este artículo buscaremos dar respuesta a todas las interrogantes, empezando por contestar en detalle qué es un NFT y cómo funcionan.

¿Qué es un NFT?

Las siglas de NFT significan Non -Fungible Token, un token no fungible. Los tokens son unidades de valor que se le asignan a un modelo de negocio, como por ejemplo el de las criptomonedas. Y es que los NFT tienen una relación estrecha con las criptomonedas, por lo menos tecnológicamente, aunque son opuestos, ya que un Bitcoin es un bien fungible, y un NFT es un bien no fungible, pero en esencia, son como las dos caras de una moneda tecnológica.

Un token no fungible, es un token criptográfico que tiene la capacidad de ser un token único e irrepetible. Uno que no puede ser dividido pero que puede ser utilizado para representar objetos del mundo real o digital junto a sus características propias, así como la propiedad del mismo, mientras mantiene todo ello dentro de una representación en una blockchain por medio de un smart contract.

Un buen ejemplo de un token NFT sería un coleccionable. Una tarjeta digital de una figura deportiva famosa, con una existencia limitada y, con marcas digitales únicas, es un ejemplo perfecto de un token NFT digital. Sin embargo, lo mismo pasa si, por ejemplo, la tarjeta fuera real y llevamos sus propiedades al mundo digital usando una blockchain. En este caso, la tarjeta física tiene una representación digital, pero dicha representación sólo serviría para controlar la posesión de la tarjeta física, permitiéndonos en todo momento rastrear su autenticidad, quienes han tenido la tarjeta en anteriores ocasiones, y comprobar que efectivamente es la tarjeta que deseamos.

Los NFT se compran y venden en diversas operaciones bursátiles en línea, en las que las personas pueden colocar ofertas o, en ocasiones, comprar los NFT directamente. Por lo general, las compras se realizan en criptomoneda, con frecuencia en ether, ya que muchas de las plataformas de NFT forman parte de la cadena de bloques de Ethereum. 

¿Cómo funcionan los NFT?

Los NFT funcionan a través de la tecnología blockchain o de cadena de bloques. Es la misma tecnología de las criptomonedas, que funcionan mediante una red de ordenadores descentralizada, con bloques o nodos enlazados y asegurados usando criptografía. Cada bloque enlaza a un bloque previo, así como una fecha y datos de transacciones, y por diseño son resistentes a la modificación de datos.

A los NFT, se les asigna una especie de certificado digital de autenticidad, una serie de metadatos que no se van a poder modificar. En estos metadatos se garantiza su autenticidad, se registra el valor de partida y todas las adquisiciones o transacciones que se hayan hecho, y también a su autor.

Esto quiere decir que si compras un contenido digital tokenizado con NFT, en todo momento siempre habrá constancia del primer valor que tenía, y de por cuánto lo has comprado. Es como cuando compras un cuadro y se lleva un registro de por dónde se mueve.

Por lo general, la mayoría de «tokens» o NFT suelen estar basados en los estándares de la red Ethereum y de su cadena de bloques. Gracias a utilizar una tecnología conocida y popular, es sencillo operar con ellos para comprarlos y venderlos utilizando determinados monederos que también trabajan con Ethereum. Sin embargo, estamos hablando de obras únicas, por lo que no hay una compraventa activa como en las monedas digitales.

¿Cómo crear un NFT?

Para simplificar la manera de crear los NFT se han desarrollado plataformas donde el proceso es sencillo e intuitivo. Estas plataformas permiten crear estos tokens no fungibles de manera sencilla y ajustar los diferentes parámetros según los criterios del usuario que está creando el token. Esto es posible gracias a los estándares ERC expuestos anteriormente que establecen las directrices de creación de los no fungibles.

Debido a la simplicidad en la creación y la intercambiabilidad mediante estas plataformas, el comercio y desarrollo de los NFT ha sufrido un gran crecimiento. Actualmente las plataformas que más movimiento tienen son OpenSea y Rarible, donde se pueden encontrar miles y miles de NFT.

Se estima que el valor de todos los NFT en la blockchain de Ethereum supera los 2.000 millones de dólares.

Algunos de los proyectos más interesantes que explotan bastante bien las capacidades de los NFT son Flow, Enjin y Decentreland. Flow hace uso de su propia blockchain, mientras que Enjin y Decentreland funcionan dentro de la blockchain de Ethereum. Luego tenemos Crypto Kitties, el primer gran proyecto de NFT que tantos problemas originó a la blockchain de Ethereum.

¿Cuáles son los usos de los NFT?

Los usos de los NFT aún son bastante básicos limitados, ya que este ecosistema aún está en expansión. El principal uso es la tokenización de obras de artes digitales y de arte y objetos físicos reconociendo la propiedad del objeto. Las Dapps (Aplicaciones Descentralizadas) utilizan también estos elementos para generar productos de inversión y otros elementos.

Para obras de arte digitales, contenido audiovisual o libros puramente digitales, los NFT permiten generar escasez y registro de la propiedad. El intercambio, acceso o uso podría hacerse únicamente por el que ha adquirido la propiedad.

Otros usos pueden ser añadir liquidez y certificación de propiedad de bienes donde existe escasez como pueda ser el arte, los bienes raíces, los coleccionables raros, etc. También se podrían usar los NFT para crear una identidad digital donde se almacenen datos de un individuo. Por ejemplo, el DNI podría evolucionar a un NFT que no requiere actualizarse y que puede ampliar capacidades, como antecedentes penales o si hemos obtenido algún permiso de conducción de vehículos a motor.

¿Qué son los NFT Información general y descripción

¿Qué valor tienen los NTF?

El valor del NFT lo marca su creador o aquella persona que ha tokenizado un contenido digital y puesto a la venta.

No podemos decir que hay un valor fijo para vender NFT y, cómo ya hemos dicho, la especulación parece sobrevolar sobre ellos actualmente.

En coleccionables como el de la NBA o Doctor Who que mencionamos antes, cuentan con unos precios fijos basados en la rareza de cada clip de jugada o de cada carta y en la cantidad de «copias» iguales que existen. Pero una vez comprados, la persona que los posee puede ponerlos el mismo a la venta por un valor mayor; por ejemplo, si ha adquirido una carta muy rara o única, podría venderla (o intentarlo, al menos) por un precio mucho más alto al que la compró. El NFT es suyo (recordamos que da derechos de propiedad) y por tanto puede hacer con él lo que quiera, incluido venderlo.

Así que podemos encontrar NFT por precios baratos y otros por precios mucho más altos. Podemos recurrir a páginas como Coinranking o Binance y sus apartados sobre NFT para conocer el valor de estos token.

¿Dónde se “guardan” los NFT?

Lo hemos ido mencionando ya; los NFT se «guardan» en el servidor del market de NFT donde se haya adquirido. El NFT es, al final, un archivo alojado en los servidores del marketplace.

¿Qué son los NFT Información general y descripción

Riesgos de los NFT

Como hemos visto cuando hemos hablado de que los NFT pueden ser una nueva burbuja, no están exentos de riesgos, el primero de ellos precisamente, la especulación que están generando y que puede acabar por desvalorizarlos completamente en el futuro o reducir mucho el valor actual que tienen ahora.

Otro riesgo está en el hecho de que no están, de momento, regulados por ninguna normativa específica, lo que supone un problema de inseguridad jurídica en caso de disputas, robos o estafas.

Y, hablando de estafas, ya se han reportado los primeros casos de estafas con los NFT, especialmente casos de phishing, venta de obras falsas (con Bansky de protagonista) o falsas promociones destinadas a robar las criptomonedas de sus víctimas.

El hecho de que queden guardados en un servidor asociado al market en el que se ha adquirido o a uno en el que lo hayamos alojado nosotros (como puede ser OpenSea), plantea dudas sobre qué ocurrirá si el servidor o la empresa detrás del mismo quiebra y desaparece, ¿perderemos el NFT y el dinero invertido en él? No dejan de ser objetos digitales que existen sólo en forma de datos alojados en un sitio de la Red.

NFT vs. Criptomonedas, diferencias

Al comienzo dijimos que los NFT son un tipo de cripto activo, puesto que tienen un valor en criptomonedas y funcionan de forma muy parecida a estas. Aun así, hay algunas diferencias que merece la pena señalar.

La primera está en el nombre, los NFT son no fungibles, es decir, que a diferencia de las criptomonedas, que son fungibles, no se pueden sustituir por otro token idéntico y con el mismo valor. Para entendernos, 10 Bitcoin o 10 Ether valen lo mismo que 10 Bitcoin o 10 Ether, aun cuando cambian de manos (sin entrar en su valor al cambio en otras divisas). Pero un NFT de una obra de arte digital es único y su valor no puede ser equivalente al de otra obra de arte digital diferente, porque no son lo mismo.

La segunda es que los NFT son indivisibles; el NFT se adquiere entero y no puede dividirse, como sí ocurre con las criptomonedas. Es decir, puedes comprar un NFT y vender ese mismo NFT, pero no su mitad. Sin embargo, puedes comprar 1 Bitcoin y venderlo en dos partes, 0,5 Bitcoins cada una.

Finalmente, las criptomonedas son un tipo de divisa digital, que puede comprarse, venderse o minarse. Los NFT no son divisas, sino activos digitales y, sí, puede comprarse y venderse, pero no minarse. Ahora, lo que sí puede hacerse es crear un NFT o tokenizar un contenido digital.

En resumen, los NFT son tendencia y parece que van a seguir siéndolo un tiempo, puesto que están generando no pocas dudas, hype y polémica a su paso. Sin embargo, habrá que esperar hasta que todo este revuelo pase y las aguas se calmen, para saber si han llegado para quedarse o son solo una moda pasajera.

Categorías

Archivos