Limonbyte

blog

Desarrollo de plataformas digitales

Desarrollo de plataformas digitales

En la actualidad, la tecnología forma parte de nuestra vida diaria, y por ello son más los procesos digitales que reemplazan las operaciones que antes se hacían de manera presencial. El principal objetivo del uso de las plataformas digitales es el de facilitar la concreción de actividades asignadas y su selección está supeditada a las necesidades de los usuarios.

Las plataformas digitales se han convertido en el canal de comunicación más importante de las empresas e instituciones, ya que les permite llegar a una cantidad ilimitada de usuarios al mismo tiempo, agilizando los tiempos de respuesta, modernizando los procesos a fin de hacerlos más cómodos para el usuario y maximizando la productividad de sus recursos humanos.

A través de las plataformas digitales, el administrador puede gestionar y controlar el contenido, así como crear sistemas de bases de datos que permitan al usuario ingresar a datos personales almacenados en dicha plataforma. El principal objetivo que cumplen las plataformas digitales, como ya hemos mencionado, es facilitar la ejecución de tareas a través de programas o aplicación en un mismo lugar en la web.

¿Qué es una plataforma digital?

Una plataforma digital o plataformas virtuales, son espacios en Internet que permiten la ejecución de diversas aplicaciones o programas en un mismo lugar para satisfacer distintas necesidades.

Cada una cuenta con funciones diferentes que ayudan a los usuarios a resolver distintos tipos de problemas de manera automatizada, usando menos recursos.

Las plataformas digitales sirven para proporcionar a los usuarios contenidos diversificados que les permitan obtener la información que están buscando, y, además, estas pueden traer una gran cantidad de ventajas a cualquier estrategia de marketing:

  • Te ahorran tiempo
  • Te permiten trabajar con un equipo reducido
  • Es fácil medir su desempeño
  • Hay una gran variedad
  • Reducen el margen de error
  • No necesitas ser un experto en informática
  • Son más económicas

Pasos para crear una plataforma digital

Una plataforma digital puede estandarizar procesos de negocio, haciendo los flujos de trabajo más eficientes y transparentes, para que la empresa pueda gestionar mejor las funciones internas y satisfacer a sus clientes. 

Mediante el uso de una plataforma digital, las empresas pueden desarrollar y lanzar productos de manera más eficiente, prestar servicio al cliente y crear inteligencia para mejorar las operaciones y fundamentar la estrategia de producto y del negocio. 

Esta mayor inteligencia dota tanto a los empleados como al personal de atención al cliente, de los datos, la analítica y el conocimiento para mejorar el engagement y generar ingresos. 

A continuación te presentamos los pasos para crear una plataforma digital:

1. Definir una estrategia

Parece un primer paso obvio, pero es muy fácil adelantarse a fijar objetivos sin siquiera establecer el contexto actual de la empresa. Y no sólo es cuestión de trazar un plan de trabajo, definir prioridades, asignar roles, calcular presupuestos, etcétera; el inicio de una estrategia saludable está en ver las necesidades reales de la compañía. Después de todo, hay negocios que requieren una plataforma capaz de escalar a ritmo muy veloz —como uno con sucursales en diversas ubicaciones geográficas—, mientras que otros sencillamente buscan expandir su presencia al plano de la web para tener una logística local más eficiente.

Cada empresa tiene necesidades específicas que van de la mano con el giro de sus negocios y con las dimensiones de su operación. Cuando no se toman en cuenta dichas características, la elección de servicios en la Nube puede ser errónea y, en consecuencia, conducir a un desperdicio de recursos y tiempo. Es bueno tener aspiraciones ambiciosas de crecimiento, el problema radica en fijar metas demasiado altas o que escapan del panorama que se tienen en ese momento.

Ahora bien, la planeación debe ir más allá de ser un punto de partida. El error más común de incontables empresarios que fracasan a mitad del camino, incluyendo muchos con carrera prometedora en Silicon Valley, es olvidar que trazar planes debe ser una constante durante cada fase de cualquier proyecto, con la finalidad de hacer ajustes de acuerdo con los resultados. La pérdida de enfoque es un mal que plaga al mundo de los negocios, uno que nubla la visión y genera pérdidas. Tal situación tiene origen en una mala administración, pero incluso si las tareas de inventario, facturación o logística se ejecutan sin tropiezos de manera constante, hay un peligro inherente de cometer errores cuando se incursiona en territorio desconocido. De ahí la importancia del siguiente punto.

2. Buscar asesoría de expertos

Aun cuando la actualidad del IT Management (especialistas en tecnología de la información) está conducida a escala global por una evolución constante de ideologías, existe una tendencia enfermiza de frenar el cambio en favor de “no desechar a los expertos de cabecera”. Esto significa que los especialistas en tecnología, dígase ingenieros de carrera o autodidactas, convencen al empresario para quien trabajan de no buscar servicios de asesoría, con el argumento de que un equipo interno es muy capaz de crear la plataforma digital que necesita la empresa.

Por lo regular, ese discurso disfraza un instinto de preservación de empleo —muy justificable—, aunque siendo justos hay ocasiones en que se trata de una creencia auténtica de los encargados del departamento TI, de que su gente puede manejar la situación. Es posible que el equipo pueda vencer los primeros retos, pero cuando la transición hacia la Nube requiere de hardware flexible para necesidades muy cambiantes, no hay ingeniero capaz de adaptar servidores a un ritmo suficientemente rápido. Dicho escenario conlleva a cuellos de botella en los procesos, que a su vez generan un entorpecimiento en la productividad. Adentrarse en territorio desconocido sin una guía, inevitablemente genera algunos contratiempos.

Llegar a ese punto no sólo es ilógico, sino necio, en particular si hay organizaciones especializadas en brindar asesoría a empresas para la transición a la Nube y que prestan servicios de infraestructura para apoyar e impulsar el crecimiento de los negocios. Entre las empresas más respetables de este ámbito está Limonbyte, una compañía con gran trayectoria en el área tecnológica, cuya fortaleza es prestar un servicio de primera. La clave de encontrar un buen asesor es precisamente que se involucre en los procesos, que aporte ideas para un crecimiento constante y que presente alternativas ante una contingencia.

3. Analizar la retroalimentación de los clientes

Una máxima de todo negocio es que el cliente siempre tiene la razón, sin embargo, no siempre es fácil saber lo que piensan los clientes y, aún menos en la actualidad globalizada que promueve el anonimato como arma para criticar todo sin compasión. Discernir los comentarios constructivos de los ofensivos puede ser complicado y para ello es especialmente útil la migración a la Nube, pues existen incontables herramientas que miden la satisfacción de las personas o su interacción con los productos y servicios. Este paso sólo sucederá hasta que comience la movilización del negocio hacia una plataforma digital —obvio—, pero es importante incluirlo en los fundamentos del proyecto porque una vez que comienza a llegar feedback es necesario saber hacia dónde dirigir el funcionamiento de la compañía.

Otra razón para prestar oído a lo que dice la gente, es que pueden proporcionar ideas frescas o nuevas oportunidades de negocio. La mentalidad de los clientes cambia constantemente, así como sus necesidades; mientras que los productos o servicios que no se adaptan de manera adecuada o que se toman demasiado tiempo en generar cambios se quedan atrás ante la competencia y, en el peor de los casos, conducen al fracaso de la empresa que los produce. Por otro lado, cuando un empresario y su equipo están al tanto del panorama y toman nota de cada comentario, el negocio recibe una recompensa traducida en mayor entendimiento y la posibilidad de llevarlo por un rumbo más conveniente.

4. Organiza el proceso de implementación y forma equipos de trabajo

Si quieres que la plataforma virtual que has elegido sea un éxito necesitas tener un equipo de soporte dispuesto a ayudarte con la ejecución. Establece los pasos que seguir desde la puesta en marcha de la plataforma, hasta el plan de comunicación y la estrategia posterior.

Sé tan detallista como sea posible y verás que el proceso resulta mucho más fácil de lo que esperas.

No hay mejor forma de promocionar el aprendizaje online que ofreciendo formación que permita conocer más a fondo cómo funciona la nueva herramienta. Organiza sesiones formativas e invita a todos los equipos que sean necesarios.

Asegúrate de que los empleados conocen los beneficios de la plataforma y soluciona todas sus dudas de uso antes de iniciar el plan formativo.

5. Mide Resultados

Una vez que hemos puesto todo en marcha, ¿cómo sabemos que hemos hecho una buena elección? Midiendo el funcionamiento del nuevo sistema.

Establece un periodo de prueba y examina el rendimiento de la herramienta junto con el desarrollo formativo de los equipos. Ten en cuenta:

  • Las incidencias de usuario.
  • La ratio de finalización y recomendación.
  • Los resultados de las encuestas de satisfacción.
  • Los tiempos de carga de la plataforma.
  • La calidad del servicio de soporte.

¿Cómo publico mi emprendimiento?

Para elegir la mejor opción de alojamiento para tu plataforma digital debes tener claro cuántos tipos existen. El tamaño de tu empresa y la actividad que vayas a realizar incluirán en el tipo de plataforma que necesites. No es lo mismo un ecommerce, un marketplace, que una empresa que se dedica a vender servicios de consultoría.

La decisión que tomes tendrá efectos sobre tu proyecto, por lo que es importante que descubras las plataformas que puedes elegir y qué características tienen. Los tipos de plataformas que podrás encontrar en el mercado son las siguientes

Gratuitas. Pueden tener algunas limitaciones como las siguientes:

  • No incluyen un dominio ni cuentas de correo.
  • Poca memoria y espacio en disco.
  • Posibilidad de tener garantías ante caídas de servicio.
  • Dominio asignado a un subdominio del proveedor.
  • Falta de soporte técnico.
  • Ausencia de copias de seguridad.
  • Baja velocidad.
  • Incluir publicidad de terceros en tu web.

Hosting compartido: Es la opción adecuada para emprendedores que tienen por objetivo tener presencia en Internet. Incluye dominio, cuentas de correo y web. Los recursos son compartidos con otros clientes (RAM y CPU). No tiene requisitos especiales de configuración puesto que es una plataforma que administra el proveedor.

VPS o servidores privados virtuales: Se suele utilizar en casos que necesiten una puesta en marcha en una etapa preliminar de desarrollo, para probar entornos y para un uso temporal. Serás tú quien configure las actualizaciones. Se puede crecer a VPS con más características o a cloud.

Servidores Dedicado:. Es un tipo de servidor adecuado para personas con altos conocimientos técnicos y proyectos de gran volumen. Tendrás un servidor y unos recursos con disponibilidad exclusiva para ti. Tú serás quien gestione la configuración y las actualizaciones. El rendimiento es muy alto, pero no es escalable.

Cloud: Destaca por la flexibilidad, escalabilidad, fiabilidad y rapidez. Este tipo de plataformas se utilizan para proyectos con necesidades cambiantes pudiendo crecer y decrecer a medida de las necesidades del proyecto y con costes variables (por ejemplo, la venta de móviles durante las Navidades). El cliente se encarga del mantenimiento y de las actualizaciones. Tiene un rendimiento alto y es escalable en función de lo que necesites.

¿Dónde puedo crear una plataforma digital?

Si necesitas una plataforma digital o aplicación que te permita optimizar procesos administrativos, operativos o comerciales en tu empresa, en Limonbyte le ayudamos a potencializar su negocio y lo apoyamos en la implementación de plataformas digitales a su medida, suministrando toda nuestra experiencia y profesionalismo para lograr el éxito de su negocio y su transformación digital.

En Limonbyte obtienes: 

Asesoría Técnica: Nos reunimos virtualmente contigo para escuchar tus necesidades y ayudarte a convertirlas en un concepto viable desde el punto de vista técnico.

Desarrollo de Plataforma Digital: Materializamos el concepto base y crearemos tu plataforma digital usando tecnologías modernas para garantizar su óptimo desempeño. Podemos crear plataformas web, aplicaciones móviles y software empresarial para tu empresa.

Soporte técnico: Nuestro equipo técnico se encargará de realizar los correspondientes mantenimientos, actualizaciones y copias de seguridad para garantizar el óptimo rendimiento de tu plataforma mientras esta se encuentra hospedada con nosotros.

Si quieres más información sobre cómo desarrollar una plataforma digitales, haz clic aquí

Categorías

Archivos